BALCON MIRADOR DE LA FUENSANTA

Desde este mirador se puede disfrutar de las vistas extraordinarias que presentan Sierra Morena y el modo de vida de los adamuceños, sus las huertas, el ganado pastando (animales de carga como mulos o burros), las dehesas, y el olivar de sierra. 
El paisaje más representativo del municipio, ya que Adamuz es un pueblo eminentemente olivarero, siendo su principal producto el aceite de oliva. Recientemente, con la aprobación de la ley del Olivar se quiere crear una figura de protección para este tipo de olivar.


En la zona de abajo se encuentra el arroyo del Concejo (zona conocida como el Gollizno) al lado se pueden ver los antiguos lavaderos que se construyeron sobre los años 60 que no se llegaron a usar porque la gente iba a lavar al arroyo.Antiguamente, los adamuceños se dedicaban principalemente a la ganadería y agricultura; pero actualmente, se está poniendo en valor el turismo rural. Hecho que se detona con la inversión en infraestructuras turísticas como son este mirador y el de Sierra Morena en el km 6 de la carretera A-421, Adamuz-Villafranca, además del nuevo Centro de Interpretación de Adamuz y el futuro Centro del Olivar.

     

Se está poniendo en valor la Cueva del Cañaveralejo, que se encuentra a 5 km del municipio por la carretera de Adamuz a Obejo. 
También se ha puesto en valor del patrimonio para su aprovechamiento turístico la Ruta del Agua. El recorrido comienza en el balcón mirador del pilar hasta el molino del Gollizno,  los vecinos iban al Gollizo donde hay un manantial para coger agua para beber.
Además está el sendero de gran recorrido GR48 de Sierra Morena  que pasa por la presa del Guadalmellato.



CALLE CALVARIO
En semana santa, el miércoles santo pasa la procesión del padre Jesús, en su regreso a la vuelta de la iglesia.
Se caracteriza porque al inicio de la calle los costaleros suben de carrerilla hasta llegar a lo alto de la calle debido a su inclinación.


CALLE NIÑO DEL MUSEO
Recibe su nombre del cantaor flamenco adamuceño más relevante llamado Francisco Rojas Cortes, que estuvo de gira con la compañía de su mujer la Tomasa, ejercía de bailaora, actuó fuera de Andalucía y por tierras de Sudamérica.
En su honor se creó la Peña Flamenca en la que todos los años se celebra el concurso de cante flamenco “Niño del Museo”.

1 comentario:

  1. Estáis bajando la calidad de la redacción de las entradas que colgais, revisadlas antes!!

    saludos!!

    Enhorabuena por el Blog!!

    ResponderEliminar

Autores