LA BOTIJUELA, UN GRAN ÉXITO, GRACIAS A LA COLABORACIÓN DE TODO UN PUEBLO


El domingo 27 de febrero se celebró en nuestro pueblo, por primera vez en el casco urbano, la FIESTA popular de la Botijuela con la participación de todos los adamuceños y coordinada por el módulo de turismo rural del Taller de Empleo.
Con esta fiesta se perseguía promocionar la cultura del aceite, modo de vida actual arraigado en nuestro pueblo desde tiempos ancestrales.
La Botijuela recuperó por un día, las tradiciones olivareras de nuestros antepasados, y promocionar nuestro aceite, oro líquido del olivar de sierra, que recientemente le han otorgado la Denominación de Origen Protegida, llamado “Montoro-Adamuz”.
Aunque la mañana se presentó nublada y con viento, cuando se comenzó a repartir el desayuno molinero: “cantero con aceite y bacalao”; el sol comenzó tímidamente a abrirse camino entre los nubarrones, presagio del buen día que se avecinaba.
Durante todo el día, tanto los vecinos de Adamuz como los turistas, que fueron muchos, pudieron comprar y degustar nuestros aceites (La Serrana, Hacienda Meca, Cordoliva y Cooperativa Ntra. Madre del sol) y embutidos Hnos. Mendoza Porcuna.
En el stand de talleres en vivo también se ofreció al público jabón elaborado con aceite de oliva usado, muy utilizado aún en nuestro pueblo. Beatriz, Mari, Leo y Paqui fueron las artífices de este magnífico jabón. Aquí estuvo Ángel Cepas realizando, en vivo y para el disfrute de muchos ojos, canastas con vareta de nuestros olivos, con una destreza admirable.




A medio día, se celebró el concurso de salmorejo adamuceño con siete participantes, a cada cual más original, disfrazados y decorando su mesa de trabajo. Los salmorejos resultantes se dieron a probar entre el público, que decidió como ganador al grupo de Ani Lourdes ¡Enhorabuena!
¡Y todavía quedaba medio día por delante! Con la adquisición del bono gastronómico, se tenía derecho a cuatro consumiciones de exquisitas tapas típicas en varios bares y a un plato de carne de monte, cocinado por los mayores de Adamuz.
Los mulos de Miguel Cuadrado y Manuel Ruiz, muy bien aparejados, nos acompañaron por la tarde a recorrer la puerta de la villa como antiguamente los temporeros hacía en su trayecto a la Cooperativa. Los niños fueron los que más disfrutaron, aunque no faltaron algunos mayores aventureros, y por si fuera poco, por la noche pudieron jugar y saltar en un castillo hinchable.
Todas estas actividades estuvieron acompañadas de la voz de nuestros cantaores y las interpretaciones de las academias de baile de Cati Reyes y Sebastián Marín en el escenario principal, nos deleitaron con representaciones de bailes y canciones tradicionales, invitándonos a todos a bailar y seguir con la fiesta.
Las actuaciones fueron un reclamo que despertó la curiosidad de adamuceños y visitantes. La representación de “echar el pañuelo”, como se hacía años atrás en la recogida de la aceituna, para pedir al dueño o patrón que “fiase una fiesta” para los aceituneros al finalizar la campaña: la botijuela. Vieja tradición heredada de nuestros antepasados a través de generaciones.
Todo ello, dirigido por nuestro gran presentador, Alfonso, que animó la fiesta con sus comentarios y bromas.

Un pueblo se hace aliándose con sus tradiciones, con lo que ha sido su forma de vida y que ha dejado huella en nuestro presente. Un pueblo tiene que sentirse orgulloso de sus valores, de la riqueza que es capaz de arrancar  a esta dura y abrupta sierra con alma tenaz y brazos de acero, como es nuestro aceite, “calidad y tradición” en Adamuz.

“Ese día nos sentimos orgullosos de este pueblo y de sus gentes”
 
Desde el Ayuntamiento de Adamuz y el Taller de Empleo queremos agradecer a todas las personas, que haciendo gala de un gran altruismo, han contribuido a que la botijuela adamuceña haya sido un éxito.

¡Muchas gracias y esperamos contar con todos el próximo año!

1 comentario:

  1. Felicidades a todas aquellas personas que pusieron su granito de arena para que esta celebración fuera todo un éxito.
    Como presentador del acto, agradezco que depositaran la confianza en mí. Espero haber estado a la altura de las circunstancias y animo al Ayuntamiento de Adamuz para que continúe fomentando y promocionando las riquezas de nuestro pueblo.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Autores